EE.UU.: un hombre mató a tres jóvenes musulmanes en un brutal ataque
 

Bookmark and Share

SERVICIOS INTERNACIONALES
redaccion@elperiodicolatino.com.es

Karen Hicks, esposa del presunto asesino que en la noche de este miércoles anunció que se va a divorciar de él, también aseguró que las muertes "no tenían nada que ver con la religión o la fe de las víctimas".

Carolina del Norte.- Este miércoles las cadenas de televisión en Estados Unidos informaron sobre la muerte a tiros de tres estudiantes musulmanes en la localidad de Chapel Hill, cerca del campus de la Universidad de Carolina del Norte, a manos de un sujeto que se entregó a la policía.

Pero lo que convirtió en un asunto notorio este acto de violencia, no fue el crimen en sí, sino el hecho de que ningún medio de comunicación nacional informó del suceso cuando ocurrió el martes pasado.

El Consejo de Relaciones Islamicas-Estadounidenses fue el primero en denunciar la falta de cobertura del triple crimen y también en pedir a las autoridades que investigara si fue motivado por la religión y que, por lo tanto, se trató de un crimen de odio.

Hasta hora lo que se sabe es que el presunto asesino, Craig Stephen Hicks, blanco de 46 años, mató de tiros en la cabeza a Deah Shaddy Barakat, de 23, a su esposa Yusor Mohammad Abu-Salha, de 21 años, y a la hermana de esta última, Razan Mohammad Abu-Salha, de 19.

El reporte inicial de la policía local indica que todo se debió a una discusión por el uso de puestos de estacionamiento en el complejo residencial donde residían las víctimas y el presunto asesino.

Ripley Rand, fiscal de distrito de Carolina del Norte, aseguró este miércoles que tras la información que han recabado hasta el momento, todo indica que el crimen no tiene que ver con alguna campaña contra musulmanes.

"Se trata de un incidente aislado", aseguró Rand.

Karen Hicks, esposa del presunto asesino que en la noche de este miércoles anunció que se va a divorciar de él, también aseguró que las muertes "no tenían nada que ver con la religión o la fe de las víctimas".

Sin embargo, el sujeto parece haber matado a sus víctimas a sangre fría, lo que levanta sospechas de que pudo haber otras motivaciones.

Los vecinos del lugar indican que Hicks tenía una obsesión con el uso de puestos de estacionamiento en el complejo de apartamentos donde vivía y con el ruido que causaban los residentes durante la noche.

Por ejemplo, Samantha Maness, residente del lugar, dijo al diario local News Observer que Hicks era agresivo cuando se trataba de asuntos relacionados con el parqueo y el ruido. "No te puedo decir que era todo los días, pero era algo constante en el último año y medio", asegura.

Hasta hora lo que se sabe es que el presunto asesino, Craig Stephen Hicks, blanco de 46 años, mató de tiros en la cabeza a Deah Shaddy Barakat, de 23, a su esposa Yusor Mohammad Abu-Salha, de 21 años, y a la hermana de esta última, Razan Mohammad Abu-Salha, de 19.

El padre de las hermanas muertas, Mohammad Abu-Salha, aseguró que se trató de un "crimen de odio" debido a que las tres víctimas eran de religión musulmana.

Abu-Salha, quien practica la psiquiatría, aseveró que sin importar qué sirvió como desencadenante para que Hicks matara a sus hijas y a su yerno en la noche del pasado martes, la animosidad fue influenciada por la religión y la cultura de las víctimas.

El Consejo de Relaciones Islamicas-Estadounidenses fue el primero en denunciar la falta de cobertura del triple crimen y también en pedir a las autoridades que investigara si fue motivado por la religión y que, por lo tanto, se trató de un crimen de odio.Reuters


"Fue estilo ejecución, una bala en cada cabeza" dijo Abu-Salha. "Esto no se trató de una disputa sobre un puesto de estacionamiento, fue un crimen de odio. Este hombre la había tomado con mi hija y su esposo un par de veces y habló con ellos haciendo notar su arma en la cintura. Se sentían incómodos con él, pero nunca se imaginaron que llegaría tan lejos", aseveró en una rueda de prensa.

Abu-Salha agregó que su hija -quien usaba el velo islámico siempre- y vivía justo al lado de Hicks, le había dicho la semana pasada que tenía un "vecino odioso".

Hasta ahora las autoridades federales no han iniciado una investigación sobre la base de que se cometió un crimen de odio. Por lo general, un proceso así se inicia una vez la investigación local determina con más precisión los delitos relacionados con el crimen.

En todo caso la policía del condado de Chatham, donde está la localidad de Chapel Hill, ya presentó tres cargos de asesinato en primer grado contra Hicks.

Hay quienes alegan que por tratarse de musulmanes la cobertura mediática fue distinta a la de sucesos similares.

El hashtag #ChapelHillShooting ha sido utilizado más de 900.000 veces y se convirtió en una tendencia en Twitter no solo en Estados Unidos, sino en Reino Unido, Egipto, Arabia Saudita y varios países de Medio Oriente.

Otro hashtag escrito en árabe, traducido como la masacre de Chapel Hill, también fue una tendencia internacional generando más de 33.000 tuits.

Por ello el hashtag #MuslimLivesMatter (las vidas musulmanas importan, en inglés), fue mencionado 20.000 veces en las primeras horas tras los homicidios. BBC Mundo

comments powered by Disqus

 

 

 


     

Somos un grupo de noticias fundado en 2006 que informa a la comunidad latina en España y Europa, producimos contenidos para todos nuestros medios. Oficinas en Barcelona c/Nou de Sant Francesc 15 - 08002, Barcelona,España. Teléfonos:(0034) 657897268,(0034)722778085,Fax (0034) 933179866 - grupo@elperiodicolatino.com.es- webmaster@elperiodicolatino.com.es

Nota legal: Todas las opiniones expresadas en los artículos y videos del Grupo El Periódico Latino pertenecen única y exclusivamente a los entrevistados y no reflejan en ningún momento la opinión de este periódico, ni del Grupo El Periódico Latino

© Copyright 2006-2015 -El Periódico Latino.com.es-Editado y publicado por la Asociación El Periódico Latino de España CIF:G65214066 Adscrita a la Federación Latina de Medios de Comunicación de España.


FEDELATINA
© Copyright 2006-2015